cabezal
logo introduccion 2
Pin It
El presidente de Rumania, Traian Basescu, anunció ayer que su país permitirá desplegar en su territorio los misiles interceptores que componen el nuevo sistema de defensa antimisiles de EEUU. También Polonia aceptó instalarlos en su territorio.
Entretanto, los ministros de Asuntos Exteriores de Suecia y de Polonia, Carl Bild y Radoslaw Sikorski, respectivamente, instaron la semana pasada a Moscú a retirar su armamento nuclear táctico de las regiones contiguas a la Unión Europea, particularmente de la provincia de Kaliningrado (exclave ruso situado entre Lituania y Polonia) y de la Península de Kola (norte de Rusia).
El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Andréi Nesterenko, comentó que el tema del desarme nuclear no se debía tratarlo aisladamente, sino en estrecha relación con los demás tipos de armamento incluidas las fuerzas armadas convencionales en Europa y los sistemas de defensa antimisiles.
El diplomático recordó que Rusia se pronuncia consecuentemente por el despliegue de armas nucleares sólo en el territorio de los países que lo poseen y que, en este contexto, Moscú aprobaría la retirada del armamento nuclear táctico estadounidense emplazado en Europa.
Moscú ya se había preparado a instalar misiles tácticos Iskander en la provincia de Kaliningrado en respuesta a los planes de defensa antimisiles de Washington en Europa. Sin embargo, después que la Casa Blanca desistiera de instalar elementos de su escudo antimisil en la República Checa y en Polonia, el Kremlin renunció a los planes de desplegar los Iskander en Kaliningrado.
El Iskander es un misil de alta precisión con un alcance de hasta 500 kilómetros. Su presencia en la provincia de Kaliningrado permitiría neutralizar objetivos en Polonia, Ucrania, Lituania y Letonia.
Moscú, 5 de febrero, RIA Novosti.