cabezal
logo introduccion 2
Pin It

ad2

DEL CIELO A LA TIERRA

¡DIOS EXISTE GRACIAS A CRISTO!

SOY EL GENIO SOLAR ADONAY, ESCUCHADME:

UNA DONCELLA DEL AMOR, QUE A MI ME GUSTA LLAMAR EN VUESTRO LENGUAJE LADY ÓSCAR, HA ESCRITO PALABRAS DE LA VERDAD.
LOS CONCEPTOS EXPRESADOS POR UN SIERVO MÍO OPERANTE EN VUESTRO MUNDO REVELAN LA IDENTIDAD DEL VERBO SOLAR CRISTO:
ÉL EN MÍ Y YO EN ÉL.
LEED Y APRENDED.
¡PAZ!
AD

PLANETA TIERRA
29 de noviembre 2019. 16:00 horas
G.B.

La Verdad es Cristo
Por Francesca Panfili

"Dios, oh Asclepio, te ha guiado hacia nosotros para que tomes parte en un diálogo divino tal que, ciertamente, de todos los que hemos sostenido hasta ahora o que nos ha inspirado la potencia de Dios, parecerá por su escrupulosa piedad el más divino. Si eres capaz de comprenderlo, toda tu mente será colmada de todos los bienes, si es que hay numerosos bienes y no uno solo que los contenga todos”.

Esto decía Hermes Trismegisto a su discípulo predilecto Asclepio antes de empezar a hablar de la sagrada doctrina de lo sublime que desvela la verdadera naturaleza de Dios y de las cosas creadas. Varias veces también nosotros hemos dado las gracias al maestro por la enseñanza que nos ha impartido y por la iniciación recibida en lugares humildes, lejos de los reflectores del común destino.

El templo sagrado en el que hemos recibido enseñanzas sagradas a menudo ha sido un autogrill, una acera cerca de la carretera, un bosque, un supermercado o incluso un gimnasio. Estos lugares, aparentemente poco ortodoxos para lo sagrado, forman parte también de ese simbolismo sutil de la Verdad que irrumpe sin adornos y va más allá de toda forma y apariencia, volviendo así la iniciación esencial, aún más sagrada y majestuosa porque está exenta de todos los antiguos oropeles.

Hoy la escuela iniciática es un lugar errante listo para acoger la enseñanza de los testigos de Dios en el mundo, para permitirle al discípulo realizar dentro de sí mismo las cuatro partes del proceso alquímico: combustión, disolución, desecación y finalmente sublimación. Hoy el templo que custodia la ciencia del espíritu es el corazón del discípulo que sabe escuchar y captar lo que se esconde en los gestos y en las palabras del maestro. Para realizar interiormente los secretos de la vida, el discípulo decide atravesar el umbral de su nueva casa celeste, un lugar que es un punto de encuentro entre el pequeño yo humano que contiene en sí la chispa divina y la inteligencia volumétrica que se expresa a través del lenguaje universal de la creación. En este lugar se recibe la sagrada iniciación. Ahí el discípulo da un paso hacia el infinito y atraviesa el umbral del bardo. Muere en sí mismo para luego renacer a nueva vida.

Ese lugar es también el reino de las pruebas y de la experiencia. Es la morada celeste en la que los conceptos del espacio y del tiempo pierden sentido. Se entra así en la eternidad manifiesta. Ahí la iniciación recibe la vibración de la información que está preparada para plasmar cada parte de la conciencia. Sufrimientos, pruebas, alegrías, dolores, abrazos, melancolías se convierten en las partes que componen la formación de quien supera el umbral por gracia divina. Dicho lugar es cruz y delicia, es el principio de la toma de conciencia de nuestro Ser eterno, de ser conscientes del TODO donde la sinfonía de base está compuesta por un NOSOTROS cósmico y universal.

Líneas sutiles, equilibrios ocultos y delicados rigen la iniciación. Tener en cuenta el regalo recibido e impartido en el templo del corazón, sede del espíritu, es como seguir al sol sobre una soga: hacia el horizonte el premio, a la espalda las redes causales del karma, bajo los pies el abismo de la inconsciencia y la inconsistencia, sobre el discípulo las manos amigas que tejen la sutil protección de los dioses, los eternos mutantes que guían a las almas en el paso de la oscuridad a la luz.

La iniciación es un nacimiento sagrado y una continua resurrección para el espíritu. Este es uno de los secretos de la vida del iniciado que para ser tal debe ser filósofo, amigo de la antigua Sofía, la sabiduría, la Verdad Una, inefable y Absoluta que toma por mano al discípulo y para él se transforma en el alimento exquisito de los dioses del que ya no puede prescindir, so pena de muerte.

Tal como ha sido recibida, esta iniciación hoy nos la transmite el discípulo que se ha convertido en maestro para que podamos comprender interiormente los valores de la antigua escuela espiritual.

Iniciación es morir y renacer a nueva vida.

Iniciación es desestructurar la vieja personalidad, abandonar los viejos esquemas de pensamientos y los modos de ser que nos han llevado al sufrimiento y a la infelicidad.

Iniciación es ser educados a la realización interior de los altos valores de la ciencia del espíritu que para comprenderla y que no se quede en vana filosofía, escrita en los libros de la vida, necesita que se interiorize con la experiencia. Una experiencia a veces hecha de caídas, sufrimientos, sacrificios, alegrías, llantos, dolores, dudas.

Iniciación es comprender que la verdad es superior a la misma vida. Es la superación del yo, delicia del alma, testimonio de justicia.

'La relación entre maestro y discípulo es lo que hoy sois llamados a realizar dentro de vosotros'.

La Verdad es el valor supremo y la fuerza motriz que tiene que guiar vuestros pasos.

Paradójicamente si Dios se antepusiera a la Verdad, el verdadero discípulo debería seguir en todo caso a esta última a costa de anteponerse a Dios mismo. Por este motivo tenemos que amar a Cristo porque Él es la Verdad. Hay que seguir siempre la Verdad, cueste lo que cueste, teniendo el valor de ir incluso en contra del maestro que te ha hecho crecer. He tenido que vivir esta turbación interior que estaba llevándome a la muerte física pero para mí ha sido fundamental para comprender que nadie puede ser la encarnación de la Verdad Una.

Todo somos testigos de la Verdad pero uno solo es la Verdad y este es Cristo. Significa que sólo Él es la encarnación de la Verdad y solo a Él le podemos confiar a ciegas nuestra vida. Hoy confío mi vida sólo a la Verdad y a ningún otro.

Nadie en este tiempo encarna la Verdad excepto Cristo. Por años he pensado que mi maestro encarnaba la Verdad absoluta. A mis expensas en cambio he entendido que él ha sido un testigo de la gran Verdad como yo lo soy hoy y como también lo es cada uno de vosotros en la medida de vuestra evolución y misión. Entonces vosotros no tenéis que confiar vuestra vida en las manos de nadie, tampoco de las mías a menos que no sea Cristo el que se manifiesta a través de su mensajero y doy prueba de ello.

Si la orden del maestro coincide con la Verdad entonces seguidle, de lo contrario no. Lo que Cristo os dice siempre coincide con la Verdad porque Él es la encarnación de la misma. En ese caso será un bien para vosotros no dudar nunca y hacer siempre lo que os ordena y os enseña.

La Verdad se expresa, no se encarna, a excepción de Cristo. Tened discernimiento porque un día alguien se puede presentar ante vosotros y deciros he vuelto. Y si alguien os lo dice y viene donde vosotros demostrándolo tenéis que confiar porque esa es la Verdad, de lo contrario desconfiad.

Y si también vuestro maestro llegara a renegaros vosotros no sufráis porque sus enseñanzas y la alegría de su espíritu vivirán para siempre en vuestros corazones.

La peculiaridad de la relación que ha habido entre mi maestro y yo encierra una enseñanza y un simbolismo que para vosotros representa una importante lección de vida. He aprendido que el maestro terreno no es la encarnación de Dios sobre la tierra y que omnipresencia y omnisciencia son atributos de Dios y no del hombre, aunque sea un profeta.

Lo que ha ocurrido con mi maestro ha sido un proceso, una crucifixión y luego una resurrección, simbólicamente hablando.

He escrito que un verdadero discípulo lo es cuando honra al maestro incluso cuando el maestro mismo lo pone a prueba. La primera regla del discípulo es sobre todo la obediencia cuando el maestro te amonesta. En mi historia no sólo mi maestro me ha amonestado sino que también me ha abandonado y aislado. Esta es la peculiaridad de mi historia. Puedo decir con certeza que lo que he vivido ha sido el sufrimiento más grande de mi vida, un sufrimiento que me ha hecho casi morir en el cuerpo y mi familia es testigo de ello.

A pesar del dolor no reniego de nada de lo que ha ocurrido. No me oiréis nunca acusar a mi maestro y padre espiritual porque he aprendido que un verdadero discípulo no tiene que alejarse nunca del maestro o hablar mal de él aunque el maestro lo aleje o lo reniegue. No me defiendo tampoco de las acusaciones que me han hecho. Para mí mi maestro siempre será la figura central de la enseñanza espiritual.

He querido recordar la persecución que hicieron contra Eugenio porque ha representado la persecución de un justo y yo defiendo siempre la Verdad, incluso cuando duele.

Yo soy feliz de lo que he hecho. Tenía 14 años y manifesté junto a mi hermano de dieciséis años contra aquella injusticia.

Cuando arrestaron a Eugenio muchos de sus elegidos lo traicionaron y escaparon. Los de catorce y dieciséis años estábamos allí. La cárcel fue un modo para hacer selección del fanatismo y de quien provocaba o buscaba otra cosa en la enseñanza que él divulgaba en el mundo.

Es fundamental que vosotros comprendáis el camino recorrido con Eugenio, no sólo para comprender lo que ocurriò sino también para captar la verdad iniciática que se cela detrás de estos hechos y detrás del sufrimiento que he vivido.

Tenéis que comprender que el Cielo, como vosotros lo llamáis, está siempre de parte del maestro. No está de parte del discípulo, aunque hoy yo esté aquí entre vosotros para anunciar la Segunda Venida de Cristo.

¿Pensábais quizás que Dios estaba de mi parte? Tenéis que ir más allá de vuestras opiniones y para que lo comprendáis os hago provocativamente el ejemplo de Jesús en el Getsemani. Cuando el hijo de Dios supo que al día siguiente habría de ser crucificado, dirigiéndose al Cielo dijo: 'Padre aleja de mí este cáliz. Durante la noche Cristo no quería ir a la cruz. ¿En ese momento de qué parte estaba Dios? ¿De la parte de Cristo o en contra de Él? En ese momento el Padre no estaba con Cristo pero a pesar de esto Cristo ha hecho la historia y ha vencido a la muerte.

Cuando mi maestro me abandonó me sentí abandonado también por Dios. Tuve este pensamiento pero en mi corazón sabía que estaba de la parte de la Verdad. No olvidéis nunca lo que os digo ahora: si la Verdad va contra Dios, yo estoy dispuesto a ir contra Dios pero a favor de la Verdad. Esta es la razón por la que amo a Cristo porque Él es la Verdad. La verdad es el bien supremo y yo no iré nunca contra ella.

Lo de Eugenio probablemente era un diseño del Padre y yo lo acepto. Indudablemente ha sido para mí una gran prueba. Os puedo garantizar que a mí me sucedió como a Jesús en el Getsemani. Allí no estaba el Padre que lo avalaba pero el Padre no le quitó a Cristo su misión.

Tenéis que tener discernimiento y entender los misterios de Dios.

Dios sin Cristo no existe. No hay Dios sin Cristo sin embargo, filosóficamente hablando, puede existir Cristo sin Dios. Yo tengo una devoción absoluta hacia Cristo.

El Padre mismo quiere que exaltemos a Su Hijo. El Padre mismo quiere que se le conozca a través de Cristo.

Podemos decir que es Cristo el que manda al Padre hacia nosotros y es Él el que nos lo presenta. 'Quien me ve a mí ve al Padre' contesta Jesús a la pregunta del apóstol Felipe que le decía 'Señor, muéstranos al Padre y será suficiente para nosotros'. Por lo tanto si Cristo mismo no presenta al Padre a los apóstoles, por qué yo debería creer en Dios sin Cristo. Cristo es la Verdad que se ha hecho hombre. Es así que todos nosotros hemos podido tocar al Padre y conocerlo.

El sufrimiento y Cristo

La Verdad Crística en esta dimensión material puedes comprenderla sobre todo a través del sufrimiento del cuerpo, de la mente y del espíritu porque en ese momento el ego se disuelve y así logras liberar la mente y el corazón de todos los condicionamientos. Sólo entonces asimilarás la Verdad y se manifestará ante ti con toda su grandeza. Si dejamos que la materia nos ofusque, disfrutaremos solo de verdades relativas. Cuando sufrimos en cuerpo, alma y espíritu damos forma a la Verdad y permitimos que se manifieste en su totalidad. En ese momento la Verdad nos destruirá o nos santificará, nos transformará en discípulos o nos hará maestros.

Cristo nos ha demostrado a todos nosotros ser la Verdad cuando eligió la cruz que fue la consecuencia de una enorme idea. Una idea revolucionaria que significaba ir contra los poderosos y estar siempre de parte de los últimos.

Cristo nos ha ofrecido la Verdad completa. La cruz nos eleva y nos permite alimentar en nuestras sinapsis los valores del espíritu. Es ahí que la glándula pineal se reactiva y sucede el despertar. Por esto Cristo nos ha enseñado a bendecir a quien nos hace sufrir.

Pienso que vosotros habéis sido premiados porque yo he venido entre vosotros para reuniros y no os haría nunca vivir el abandono del maestro que he vivido yo. No os daré nunca esta prueba, sentir ese dolor, es más, estoy dispuesto a hacerme crucificar por vosotros porque el abandono del maestro es el dolor más grande que el discípulo pueda sentir. Y quién lo ha vivido como yo nunca se lo hará vivir a sus discípulos. También en esto agradezco a mi maestro porque el dolor que me ha dado yo no os lo daré nunca a vosotros, más bien, estoy listo a hacerme matar de nuevo por vosotros si fuera necesario. Si tuvierais que vivir una prueba será la que viviréis cuando el Padre me llame al Cielo pero volveré enseguida entre vosotros. No tendréis ni siquiera el tiempo de derramar una lágrima que yo consolaré vuestros corazones haciéndome reconocer.

Cristo está en el amanecer de este tiempo. Por eso es necesario que vosotros realicéis interiormente todo esto'

“Nos regocijamos que a nosotros, que vivimos en un cuerpo, te dignaste consagrarnos a la Eternidad. Este es el único modo en que la humanidad puede darte gracias: con el conocimiento de tu majestad. Nosotros te hemos conocido a ti y a la excelsa luz, que solo la razón percibe. Te hemos comprendido a ti, vida de la verdadera vida, matriz fecunda de todo lo que nacerá. Nosotros te hemos conocido a Ti, que concedes la permanencia eterna de la naturaleza, infinitamente fecunda de tu semilla. Adorando con esta oración el bien de tu bondad, nosotros te pedimos sólo una cosa, que tú quieras mantenernos perseverantes en el amor de tu conocimiento y que no nos separamos nunca de una vida como esta'' Hermes.

Gracias Giorgio

Con amor


Francesca
Gubbio 26.11.19

Mensajes adjuntos:

- 18-09-19 Las alegrías y los dones de la Ley de Dios
https://www.delcieloalatierra.com.ar/cronicas-de-las-arcas-2019/8711-las-alegrias-y-los-dones-de-la-ley-de-dios

- 2-07-19 La verdad, la eterna verdad
https://www.delcieloalatierra.com.ar/mensajes/listado-de-mensajes/2019-listado-3/8623-la-verdad-la-eterna-verdad

- 10-06-19 Yo soy
https://www.delcieloalatierra.com.ar/mensajes/listado-de-mensajes/2019-listado-3/8608-yo-soy

- 17-02-19 GNA: 7.465.006
https://www.delcieloalatierra.com.ar/mensajes/listado-de-mensajes/2019-listado-3/8483-gna-7-465-006

- 27-6-18 Sed a imagen y semejanza del Sol
https://www.delcieloalatierra.com.ar/2018-lista/8263-sed-a-imagen-y-semejanza-del-sol

- 3-01-18 Anno Domini 2018: Ningún lugar es lejano
https://www.delcieloalatierra.com.ar/2018-lista/8086-anno-domini-2018-ningun-lugar-es-lejano

- 25-11-17 De mano en mano
https://www.delcieloalatierra.com.ar/2017-lista/8042-de-mano-en-mano

- 26-10-17 La Divina alma colectiva
https://www.delcieloalatierra.com.ar/2017-lista/8010-la-divina-alma-colectiva

- 21-09-17 Testigos de la verdad
https://www.delcieloalatierra.com.ar/2017-lista/8070-testigos-de-la-verdad-2

9-09-17 Lady Oscar
https://www.delcieloalatierra.com.ar/2017-lista/7924-lady-oscar

-23-08-17 Pero somos solo siervos de los siervos de Dios
https://www.delcieloalatierra.com.ar/2017-lista/7913-pero-somos-solo-siervos-de-los-siervos-de-dios 

14-01-17 Cristo es el Espíritu Santo
https://www.delcieloalatierra.com.ar/cronicas-de-las-arcas-2017/7625-cristo-es-el-espiritu-santo




 




DVD - BOLETINES - LIBROS

unalagrima2

 

boletineslink

LIBROS

elretorno humanidadtapa

 
 TAPA100 TAPA LIBRO laira
 

 libroicontattiuniti139

SITIOS AMIGOS

220x130_mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

SITIOS RELACIONADOS