cabezal
logo introduccion 2
bobdeananna
Por Anna Petrozzi

Robert Dean se desempeñó en el campo de la investigación ufológica a lo largo de los últimos 40 años. Comenzó su labor cuando estaba en servicio, en forma activa, en el Ejército de los Estados Unidos, donde militó 27 años. En 1976 se retiró del Ejército, como veterano con gran cantidad de condecoraciones, después de haber combatido como comandante de la unidad de Infantería en Corea y Vietnam. También participó en operaciones de espionaje, revistiendo cargos de calificación “Cosmic top secret”. Mientras se encontraba en dicho cargo ayudó en el traslado del Cuartel General a Bélgica. Dean trabajó en el Reparto Operaciones y fue miembro del Staff de Comando Interno y, en ese contexto, trabajó para SAUCER (Comandante Supremo Aliado Europeo), con quien se reunía se puede decir diariamente.

Fue vice comisario del Estado de Arizona y director de la Sección del Condado de Prima para el Mutual Ufo Network, MUFON. Hasta el día de hoy sigue siendo miembro del MUFON, sin un cargo asignado. Además es uno de los integrantes del centro de estudios sobre los OVNIs (CUFOS), y de la Ancient Astronauts Society. Durante 12 años integró el Comité Directivo de la Organización de Investigación de los Fenómenos Aéreos (APRO).

Obtuvo títulos universitarios en Historia Antigua, Psicología y Filosofía, expedidos por la Universidad de Indiana y completó sus estudios extensivos en Arqueología y Teología.

Mirando actualmente a Robert Dean, hablando con él, es inimaginable que un hombre como él, tan culto y profundamente espiritual, haya luchado en algunas de las peores guerras que han tenido lugar en nuestro Planeta. Si se lo interroga sobre sus innumerables conocimientos se podría explayar durante horas, sin dejar de mencionar jamás a quien es su jefe, con su acepción más poética de “el maravilloso joven de Galilea”.

Sin embargo Bob, en calidad de sargento mayor, condujo a sus hombres en primera línea en Vietnam, en Laos y en Camboya.

Pero el guerrero que vive en él combate por lo que él considera como la verdadera misión de su vida: revelarle a la gente lo que vio una noche, mientras se encontraba en París, en el SHAPE, el cuartel general de las fuerzas Aliadas en Europa (O.T.A.N.). Una noche, era muy tarde, todo estaba tranquilo en la “war room” (habitación de la guerra) a la que habían asignado a Robert Dean con la clasificación de máximo secreto “Cosmic Top Secret”. Los chicos comenzaban a tener sueño cuando alguien sacó un volumen de aproximadamente 20 cm titulado “Assessment” (la evaluación) y se lo hizo leer también a Bob. Esa noche ya nadie pudo dormir. El documento era el informe de un estudio realizado por las Fuerzas Aliadas finalizado a establecer si existía una amenaza para el Planeta por parte de civilizaciones extraterrestres. La investigación había iniciado en 1962 después de un accidente que casi provocó el estallido de un Tercer Conflicto Mundial. De hecho, en plena Guerra Fría, fue avistado un gran número de Objetos Voladores No Identificados de forma circular, metálicos, que sobrevolaban toda Europa. Ambas súper potencias creían que se trataba de un nuevo velívolo secreto de las fuerzas enemigas pero inmediatamente se dieron cuenta de que la tecnología utilizada en estos medios de locomoción era demasiado avanzada con respecto a nuestros conocimientos tecnológicos vigentes. En la conclusión del informe decía que el Planeta Tierra estaba siendo visitado por al menos cuatro razas extraterrestres diferentes y que no tenían intenciones hostiles, porque si las hubieran tenido, con la tecnología en su poder, habrían podido destruirnos en un instante.

Bob nos confesó que a partir de ese día su vida dejó de ser la de antes. Al principio el tema le interesaba únicamente desde un punto de vista técnico, entraba y salía de los repartos especializados en ese tipo de investigaciones para obtener informaciones actualizadas sobre los nuevos descubrimientos. Pero una vez que dejó su uniforme intentó entender más a fondo qué tipo de incumbencias podría llegar a tener dicha revelación. Se dio cuenta de que la profunda comprensión del fenómeno no podía ignorar estudios profundos a nivel humanista, por consiguiente se graduó en Historia Antigua, Psicología y Filosofía en la Universidad de Indiana y estudió además Teología, Antropología y todas las demás disciplinas afiliadas para descubrir que no estamos solos en el Universo y que nunca lo hemos estado. Tomó conciencia de que ese Gobierno al que le había jurado lealtad y por el cual había estado dispuesto a morir había mentido a la gente y traicionaba a esa Constitución a la cual como objetivo primordial tenía que defender. Hoy es el único motivo por el cual se despierta el rugido de su espíritu de combatiente, ahora que ha comprendido que la gente “no solo tiene derecho a saber sino que además lo necesita” porque “cuando se de cuenta de que somos solo los habitantes de un pequeño planeta y que el Universo late de vida inteligente y todos nosotros podemos formar parte de la gran familia cósmica, habrá una expansión de la conciencia de los habitantes de este Planeta que seguramente nos hará superar todas nuestras diferencias y nos permitirá vivir una vida digna de ser vivida”.

Hace ya muchos años que Bob, acompañado por su mujer Cecilia, recibe invitaciones para participar alrededor del mundo en diferentes congresos relacionados con el fenómeno OVNI y ha concedido cientos de entrevistas a televisiones y radios de todo el Planeta. En forma incansable ha seguido explicándole a la gente las conclusiones de sus treinta años de estudio basados en las capacidades analíticas en las que ha sido adiestrado mientras era militar.

“Durante 27 años desempeñé mis funciones en el ejército de los Estados Unidos como soldado profesional y he tenido la oportunidad de ser asignado a algunos cuarteles generales con una clasificación “Cosmic Top Secret” entre los años 1963 y 1967. He podido ver con mis propios ojos fotografías, documentos, he leído informes, estudios, inclusive he visto fotografías de autopsias de alienígenas... he examinado las pruebas, las he analizado y he sacado conclusiones, al haber sido adestrado para ello... Esta historia, con todas sus incumbencias, podría cambiar el mundo. Podría desencadenarse un desastre si no fuera revelada en la forma más oportuna, estamos interactuando con algo que podría sacudir nuestro mundo, a todo nivel: económico, social, psicológico y político pero el mayor impacto podría tener lugar a nivel teológico, una vez que la verdad salga a la luz creo que todas las grandes instituciones religiosas colapsarán. Este es el verdadero alcance del fenómeno y esta es la razón por la cual nos la han mantenido oculta y por la cual siguen mintiéndonos”.

Bob está absolutamente seguro de que no solo su Gobierno está al corriente de esta realidad desde hace más de 50 años, sino también todos los demás, incluído el Vaticano. Cada una de estas potencias tiene intereses en mantener el orden establecido para salvaguardar sus propios intereses y negocios. Dijo ante los micrófonos del conocido periodista mejicano Jaime Maussan, que gracias a la tecnología alienígena sobre la cual los gobiernos han podido estudiar, después de los Crash, o de aterrizajes voluntarios, podríamos hacer uso de los recursos alternativos obteniendo energía limpia. “-Jaime ¿alguna vez has oído hablar de esos científicos norteamericanos que han sido capaces de producir y de controlar la fusión en frío? Esto ocurrió hace más de 17 años, eso significaría que habría energía limpia para siempre. Todo lo que tiene que ver con los extraterrestres pasa por las manos de unas pocas personas, solo por avaricia y sed de poder”. Las acusaciones son graves pero Bob no tiene nada que perder, dice que se siente cansado y viejo y que está determinado a revelar su verdad hasta el día de su muerte.

Está convencido de que esta realidad podría cambiar completamente nuestra forma de mirar la vida no se basa solo en charlatanerías. La conversión espiritual que esta experiencia ha provocado en el hombre Robert Dean es claramente tangible, su modo de relacionarse con el prójimo, con aristocrática tolerancia, con el cariño que sabe brindar a todos sus amigos, con su profunda fe en las capacidades de los hombres “ser inmortales parte de la infinita inteligencia”, hacen de él un hombre ejemplar y todas sus conferencias concluyen casi siempre con una ovación, una lección de valor y de armonía. No cree en la excusa de que el Gobierno jamás haya revelado todo lo que sabe para no fomentar el pánico, dice estar seguro de que la gente podrá aceptar la verdad si se la prepara con tiempo y en forma adecuada, y, finalmente será libre de decidir en forma autónoma. Los gobiernos no parecen querer hacerse cargo de esa responsabilidad, “pero no están haciendo otra cosa que postergar lo inevitable, el contacto masivo con civilizaciones que vienen de otros planetas ocurrirá, lo quieran ellos o no, perderán todo su poder, ya en estos últimos años han perdido mucha de su credibilidad en varios países”.

Una vez más destacamos que el argumento OVNI tiene incumbencias a nivel histórico, social y, sobre todo, espiritual, de una intensidad tal que puede llegar a poner en tela de juicio todo lo que hemos considerado como real hasta el día de hoy. Esto es lo que le ocurrió a Robert Dean, un fiel servidor de la patria Norteamericana por la cual ha tenido que matar y por la cual estaba dispuesto a morir. Hoy su mensaje es esencialmente de amor, de cambio, de unión, el valor y la energía que aún lo caracterizan a pesar de no ser un joven se encuentran actualmente al servicio del “maravilloso carpintero de Galilea”, el nuevo soldado de Dios ya no combate para sembrar muerte, sino para defender la vida no solo la física sino también y, sobre todo, la espiritual.

 “Dejadme que os explique algo. Podría llegar a mi tumba dentro de pocos años llevándome muchos secretos. Hay algunos que jamás revelaré porque son tan terribles que podrían destrozar los corazones... Estoy violando mi juramento de silencio única y exclusivamente sobre este argumento porque estoy absolutamente convencido de que la gente tiene derecho a saber la verdad y lo necesita. Y como suelo decir una vez que la gente tome conciencia de esta realidad, una vez que se de cuenta de que no estamos solos y que jamás lo hemos estado, este conocimiento, según mi opinión, provocará una expansión de la conciencia de la raza humana que nos llevará a ser un único pueblo.

Estoy muy deprimido, muy triste por nuestra historia, por la sangre que ha sido derramada a lo largo de todos estos siglos por motivos políticos, religiosos, raciales. Creo en las posibilidades de la raza humana, creo en el futuro de la raza humana y creo que tenemos que abandonar ese tipo de odio, de animosidad, de estupidez y de ignorancia, a nuestras espaldas. No se nos permitirá entrar al siglo XXI y no se nos permitirá viajar por el espacio y alcanzar a nuestros amigos de nuestra familia cósmica si no decidimos crecer como un único pueblo y dejar de lado nuestro pasado. Tenemos que dejar de pensar en nosotros mismos como norteamericanos, italianos, ingleses, franceses, alemanes, o como blancos, amarillos, o negros, tenemos que empezar a pensar en nosotros mismos como habitantes de un pequeño planeta en el infinito Universo y dejar el odio y todas las armas que ha generado a nuestras espaldas”.

El antropólogo e investigador Michael Hesemann ha solicitado a los organismos de la OTAN las credenciales sobre Robert Dean para desmentir algunas voces que ridiculizaban las declaraciones del sargento mayor. A continuación la respuesta de Bruselas:

ORGANIZACIÓN DEL TRATADO DEL ATLÁNTICO DEL NORTE
1110 BRUXELLES
TEL (32-2) 728.41.11 TELEX 23.867
TEL DIRECT : (32.2) 728.58.18 TELEFAX (32.2) 7285457

 

 

DESPACHO DE INFORMACIÓN Y PRENSA

SR. PEINIGER

POSTFACH2361

D-5880 LUEDENSCHEID

28 DE MAYO DE 1993

 

Estimado Sr. Peiniger:

En relación a su carta del 12 de Abril de 1993, en la cual me pedía noticias sobre la persona de Robert Dean, intentaré responder a sus preguntas según el material con el que cuento:

N°1 Según las declaraciones de la sección norteamericana militar de la OTAN, un Robert Dean con el grado de sargento mayor se retiró en noviembre del año 1976.

N°2 Un colaborador de la OTAN (esto vale además para SHAPE) con el cargo antes mencionado en poder de un permiso especial puede obtener el acceso a documentos clasificados como secretos anteriormente analizados.

N°3 No estoy en condiciones de darle mayores informaciones, la ley norteamericana “privacy law” lo impide.

N°4 Esta clasificación (Cosmic Top Secret) es del período del cual hablábamos. Para mayor información le aconsejo que se dirija a los organizadores de la conferencia mundial que tuvo lugar en Duesseldorf en Junio de 1992.

Saludo atentamente

W. d’Alquen

Oficial aleman del servicio de Prensa e Información de la OTAN

 

http://digilander.libero.it/nonsiamosoli/terzomillennio/tm069866.html

DVD - BOLETINES - LIBROS

unalagrima2

 

boletineslink

LIBROS

elretorno humanidadtapa

 
 TAPA100 TAPA LIBRO laira
 

 libroicontattiuniti139

SITIOS AMIGOS

220x130_mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

SITIOS RELACIONADOS