cabezal
logo introduccion 2

FLAVIO CIUCANI

fatimafla200DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 29 DE SEPTIEMBRE DE 2017:

RECIBO DE MI AMIGO Y MAESTRO ESTE ARTÍCULO SOBRE LA APARICIÓN DE FÁTIMA QUE PUBLICO CON MUCHO GUSTO.

EN FE
G. B.
Sant’Elpidio a Mare (Italia)
29 de Septiembre de 2017

 

EL 13 DE OCTUBRE SE APROXIMA, EN EL VATICANO NO VEN LA HORA DE QUE LLEGUE…
Por Flavio Ciucani

fatimafla1

Fue un momento importante para la historia de las apariciones Marianas en Fátima. Todos, creyentes y no, vieron un “extraordinario” signo en el cielo: la danza del sol. Era el 13 de Octubre de 1917 y había una cantidad impresionante de personas en la Cova da Iria para seguir a los tres niños que declaraban que veían a la Virgen, y para ver el gran signo que la “visión” había prometido que todos verían. La Cova era un lugar de pastoreo, al que Lucía, Francisco y Jacinta llevaban a sus ovejas, se encontraba cerca de un pueblito compuesto por unas veinte casas. Ese día se encontraban al menos setenta mil personas de todas las clases: campesinos, pastores, comerciantes, propietarios de terrenos, masones, cristianos, ateos y muchos curiosos. Toda esta multitud no se había detenido ni siquiera ante la fuerte y persistente lluvia, que caía desde la noche anterior.

Fue un acontecimiento que tuvo un valor para la historia de Portugal. No era un momento fácil para dicha nación que siempre había sido cristiana. En 1910 la monarquía había sido derrocada por la revolución que había llevado al poder a una República de masones anticlericales, incapaces de afrontar el estado de anarquía y desorden en el que se encontraba el país. El único medio utilizado por el Gobierno era el de la represión, no solo en perjuicio de los opositores sino que además aprobaba leyes anticlericales. Se habían cerrado conventos, monasterios y órdenes religiosas, estaba prohibido usar hábitos religiosos y festejar públicamente todo tipo de festividades religiosas. Los obispos y sacerdotes habían sido exiliados, los campanarios de las iglesias habían dejado de sonar. Un diputado llegó a declarar: “El catolicismo en Portugal desaparecerá en dos generaciones”. Todo esto ocurría durante las Apariciones de Fátima de los meses de septiembre y de octubre de 1917.

Apocalisse bis Web

DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 17 DE SEPTIEMBRE DE 2017:

MI AMIGO Y MAESTRO FLAVIO CIUCANI ME HA MANDADO ESTE ARTÍCULO QUE PUBLICO.
CON ESTIMA Y CARIÑO.
G. B.
Sant’Elpidio a Mare (Italia)
17 de Septiembre de 2017
 
EL MENSAJE DE FÁTIMA Y LA DEUDA
Por Flavio Ciucani
Cuando se habla de los secretos, o de los mensajes, de Fátima y de otras apariciones Marianas, la mente se pierde inmediatamente en escenas apocalípticas. Este es el término más utilizado, apocalíptico, que deriva de la primar palabra del famoso libro de las visiones de Juan el Apóstol. De hecho el libro comienza así: Ἀποκάλυψις Ἰησοῦ Χριστοῦ (Apokàlipsis Iesù Kristù)… Revelación de Jesús Cristo ”.

Por lo tanto Apocalípsis significa Revelación. Es más en el caso del libro de Juan se lee que Jesús le hizo la revelación a Juan, a través de un ángel, y “La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la dio a conocer, enviandola por medio de su ángel a su siervo Juan, el cual dio testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todo lo que vio. Bienaventurado el que lee y los que oyen las palabras de la profecía y guardan las cosas que están escritas en ella, porque el tiempo está cerca” (Apocalípsis. 1, 1-3). Creo firmemente que el hecho de que seamos advertidos de lo que está por ocurrir, o de lo que ocurrirá en el futuro no está mal sino que claramente es una suerte que sepamos anticipadamente lo que está por pasar, ya que nos da todo el tiempo como para tratar de evitar eventuales “accidentes”, o como para prepararnos mejor a los acontecimientos en los que nos veremos involucrados. Jesús le dijo a Juan, a través del ángel, que son bienaventurados aquellos que leen las profecías porque por medio de éstas conocen el futuro. Pero son bienaventurados aquellos que escuchan las profecías porque serán salvados. Escuchar la palabra de Dios significa hacerla propia y ponerla en práctica. Los ángeles proclamaron sobre la gruta de Belén: “Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes Él se complace” (Lucas 2, 14). Las personas en quienes se complace Dios son quienes hacen Su voluntad. “Porque cualquiera que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano y hermana y madre” (Marcos 3, 35). Entonces ¿por qué tener miedo de las profecías si el hecho de conocerlas es una fortuna que nos lleva a la salvación?

sibilla100Por Flavio Ciucani

Entre las regiones de Le Marche y de Umbria se recorta la cadena montañosa de los Apeninos que no toma el nombre de las provincias que atraviesa, ni de la cima más alta. Su nombre está relacionado con la antigua tradición y con las leyendas populares que envuelven, en un manto de misterio e historias, al monte de la Sibilla.

  La población umbro-marchigiana, que da vida a pueblos y localidades a la sombra de los montes sibillinos, siempre ha hecho referencia a la legendaria figura de la Sibilla, para explicar las tradiciones culturales relacionadas con el matriarcado, con la medicina natural, con las reglas de cultivo, con los organismos sociales.

DVD - BOLETINES - LIBROS

unalagrima2

 

boletineslink

LIBROS

TAPA4 TAPA3

 
 TAPA1 TAPA2

 

  TAPA5

 
 

SITIOS AMIGOS

220x130_mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

SITIOS RELACIONADOS