soniasoniaLa muerte de un justo. La muerte de una vida inocente, de una persona humilde, que denunciaba uno de los problemas más grandes de este mundo, la mafia. ¡Cobardes! Es lo único que sabéis ser, sois cobardes, hipócritas, asesinos. ¿Cómo se puede asesinar así a un hombre, a un hombre lleno de vida, de alegría, de serenidad. Comparado con vosotros que no sabéis qué son los colores, los colores de los días llenos de vida, ni siquiera sabéis cuál es la vida real, no tenéis idea de lo que es la amistad, el amor, el verdadero amor, ese que es sincero, ese que te llena y no permite que te sientas solo. En cambio él si, Pablo Medina, a quien recordamos y honramos con todo nuestro amor. Gracias Pablo por habernos enseñado, junto a todas las demás víctimas de la mafia, cuál es el verdadero sentido de la vida, el verdadero sentido para seguir viviendo en este mundo sucio, lleno de crueldad, de delincuencia. Ahora vives en la luz crística junto a tu ángel de la guarda, Antonia Almada, otro mártir junto a ti. Gracias Pablo. Vivirás por siempre en nuestros corazones.
Sonia Tabita
13 años