gloriaPor Fabian Ranieri
Gran Amado Maestro que llevas en tu cuerpo el flagelo de un “Justo” ya falta poco para el gran “día” los minutos se acortan, los tiempos son estos, las señales cada vez marcan el tiempo; el tiempo que alguna vez te han discutido, te trataron de loco, hasta de catastrofista, pero sigue insistiendo porque encontró a unos Hermanos, unos amigos que le ayudan parara gritar juntos; que la Gloria de Dios está por manifestarse y  está ya muy cerca, la percibo como el perfume de una rosa, con un sentir en mi corazón más fuerte.
Gloria al Maestro de los Maestros que está por llegar con su potencia y Gloria.
Gloria al Padre por darnos esta nueva oportunidad de encontrar a mis hermanos juntos en la vanguardia hasta el retorno.
Gloria a la Madre del Maestro Jesús, quien puso en mi camino la guía para encontrar la verdad, la justicia, la Fe, La esperanza…
Gloria al Maestro que está entre nosotros y porta las heridas sangrantes laceradas, por este hombre perverso, maligno que habita en estas tierras.
Que la Gloria de Dios descienda muy pronto, los justos suplicamos por el retorno próximo y pronto del Cristo Jesús, con su potencia y Gloria.
Que los grandes maestros ascendidos, Buda, Mahoma, Yogananda, Eugenio…  retornen junto al Maestro, para consolarnos.
El Cristo ha derramado toda su sangre por nosotros, ya no le ha quedado más, por eso ha mandado a un Justo que grita en el desierto, de esta forma sigue ese camino del sacrificio, derramando gota a gota su sangre para dirimir nuestros pecados.
Fabian Ranieri
20/4/18