cabezal
logo introduccion 2
Pin It

ourvoicegiorgio

DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 9 DE AGOSTO DE 2018:

MARCO, LEANDRO, SONIA TABITA Y TODOS LOS DEMÁS JÓVENES DE OUR VOICE EXPRESAN LA ALEGRÍA DE SU ESPÍRITU, EL QUE LOS CONDUCIRÁ HASTA LA META ESPIRITUAL DEL GRAN FILÓSOFO UNIVERSAL.
LEED Y MEDITAD.
EN FE
G. B.

Sant’Elpidio a Mare (Italia)
9 de Agosto de 2018

INICIACIÓN DEL NOVICIO
IDIOMA JUVENIL UNIVERSAL:
EL BAUTISMO DEL HERÓICO FUROR
Por Marco Marsili

Roma – 7 de Agosto de 2018:

Luego de días plenos de grandes enseñanzas transcurridos junto a Giorgio Bongiovanni – guía espiritual de aquellos que aman la filosofía cósmica y que luchan para transformar la sociedad – el Movimiento de los jóvenes revolucionarios llegó a Campo de’ Fiori, donde Giordano Bruno (1548 -1600), en Febrero de 1600 fue quemado vivo por la Inquisición romana. Estos chicos, guiados por Giorgio, rodearon la estatua del filósofo del universo infinito, rindiendo homenaje al Espíritu de Verdad que moró en él con una grandiosa fuerza y que a través suyo llegó a toda Europa en la tenebrosa época de fines del siglo XVI.

Si nos detenemos en contemplación por un instante aún hoy se puede advertir claramente la intensa vibración de la impía hoguera, pero lo que más se percibe interiormente es el poder triunfante del eterno Mutante, cuyo glorioso paso retumba en el camino que lleva desde las cárceles de Castel Sant’Angelo hasta el lugar en el cual el poder del mundo quiso asesinar al símbolo de la Verdad, el heraldo de la nueva humanidad, que en el momento más terrible mostró su gallarda dignidad y que no gritó, sin decir una palabra, ni se lamentó. La Verdad no se la puede matar y hoy más que ayer el Hombre Nuevo, consciente de su eternidad, desprecia la ilusión de la muerte que no existe.

¡Qué ironía del destino! Bruno fue encarcelado frente a Castel Sant’Angelo, él, que en este mundo fue realmente un ángel, un mensajero, un anunciador de la Verdad que hace libres. Y ¡qué paradoja tan triste! Mientras lo llevaban hasta su suplicio final, siendo escoltado por los guardias armados, estaba rodeado por la Hermandad de San Juan Degollado que recitaba las letanías de amor del Santo Rosario. Y ¡qué burla tan horrible! Aquel que había dicho frases de luz en todas las cortes de Europa, enseñando a miles de almas con su voz, en la última hora de su vida terrenal se veía privado de la palabra a través de la tortura de la mordaza... los perros de Dios (dominicanos) que le pusieron un bozal a un ángel... a menudo el hado es un terrible inventor de sarcasmo. En la última hora el alma del filósofo de Nola fue mucho más allá de los juegos del destino, volando lejos de su angosta celda por medio de los versos de su poesía final:

“Vuela pequeña gaviota,

vuela hasta donde el cielo se confunde con el mar

y que el viento y las olas cantan y lloran el acorde de la nostalgia,

vuela en esta triste quietud,

donde el mar yace silencioso,

hasta que de ti la voluntad y la esperanza

derroten al espacio infinito.

Vuela pequeña gaviota,

hasta llegar a la que has amado más que nadie.

Si pronto estaremos unidos mi ánimo es ligero como un pájaro”.

Por la tarde Giorgio nos llevó a ver un lugar muy importante para su misión de justicia... este también fue un breve momento que pasó a formar parte de la iniciación y todo nuestro grupo se sintió invadido por un sentimiento de consciente entusiasmo.

Luego fuimos a visitar la Plaza San Pedro, en el Vaticano, y Giorgio estuvo siempre allí, con nosotros, nos hablaba, ocupándose de nuestros espíritus alternando momentos de gran alegría con otros de profunda reflexión para hacernos comprender conceptos espirituales, haciéndonos regalos sagrados para cada uno de nosotros, con naturalidad, con gestos de delicado poder, mientras que en sus ojos se movía el relámpago de la inspiración.

Nos dirigimos hacia el obelisco central, en cuya base se encuentra gravado íncipit en latín del Exorcismo Mayor... ¡ironizando sobre el hecho de que esas frases escritas en contra de los demonios tendrían que estar dirigidas hacia otro lado, no hacia el pueblo de los fieles, sino hacia la basílica papal!

Allí, en la Plaza, nos pusimos en contacto con un grupo de Nativos Americanos de Méjico, maravillosos, con tatuajes, plumas y cabello largo, que tomaron la iniciativa y quisieron entrevistar a Sonia Tabita, en calidad de portavoz del Movimiento de jóvenes artistas. Esta fue otra pequeña pero gran señal de la perfección de los hechos, una señal que nos demostraba una vez más que formamos parte de un plan invisible que se manifiesta en nuestras vidas en diferentes y sorprendentes formas.

Al regresar al Campo de’ Fiori, despúes del atardecer, recorrimos el sendero del calvario de Bruno. Giorgio hablaba y respondía a las preguntas de la hermosa Sonia Tabita, líder del Movimiento de jóvenes revolucionarios que escuchaban atentamente antiguas y nuevas palabras al mismo tiempo. La emoción era tangible y nos envolvía a todos los que escuchábamos esos relatos, mientras los ojos de hoy reconocían las miradas de ayer. Las almas se volvían a encontrar nuevamente en la Gran Obra que del Cielo a la Tierra atraviesa los siglos y los milenios para ejecutar los proyectos del Altísimo. “¡Luego de cuatrocientos años seguimos aquí, gritando la Verdad, y hoy no pueden hacernos nada, somos libres!” Desde Hermes hasta Giordano Bruno, desde Giordano Bruno hasta hoy, han cambiado las costumbres, ha cambiado el lenguaje, pero la Verdad sigue siendo la misma en la boca de los Soldados de Dios.

En la pira mortal, el gran filósofo habrá encontrado la vida eterna... y su cuerpo también voló hacia el cielo siendo transportado por el humo de las llamas hacia los mundos infinitos habitados que él había imaginado, ya que en su mágico corazón había un fuego más impetuoso que el que quemaba su carne. Como las miríadas de chispas que nacieron de esa hoguera es como se multiplicó ese fuego espiritual y hoy arde en los espíritus de los jóvenes revolucionarios que luchan por la justicia, por la verdad y por la paz, por encima de todas las fronteras. El Espíritu de Verdad, a través de la juventud que se renueva, conquista el mundo y sigue viviendo eternamente.

En este día, en Campo de’ Fiori, se cerró un círculo y se abrió uno nuevo, de la Gran Obra. El que tiene ojos para ver que vea. En su último diálogo entre Giordano Bruno y su discípulo Sagredo le dijo que el tiempo depende de nosotros ya que el tiempo es el intérvalo entre la concepción de una idea y su manifestación.

Y bien. ¡Oh jóvenes de noble estirpe espiritual, haced que vuestras ideas solares se manifiesten pronto en este mundo, quizás aún queda algo de tiempo para cumplir con la utopía soñada por el filósofo del Cristo Cósmico que dio su vida para que la hoguera en la que murió pudiera iluminar vuestros pasos, como una antorcha de sabiduría inagotable! ¡Aún queda tiempo para reunir a los últimos que serán los primeros! Recordad que no estáis solos: el Genio Solar se regocija al  reflejar su luz en el aura de la líder de vuestro Movimiento.

¡Jóvenes amigos! Que estas palabras de Giordano Bruno puedan recordaros cuál es vuestra verdadera identidad espiritual:

“No sé cuándo, pero sé que muchos hemos venido en este siglo para desarrollar las artes y las ciencias, y colocar las semillas de la nueva cultura que florecerá, inesperada, imprevista, justo cuando el poder se ilusionará de haber vencido”.

Gracias a Eugenio Siragusa y a Giorgio Bongiovanni. Intérpretes de la filosofía cósmica de Giordano Bruno.

HISTORIAS VERDADERAS
Por Leandro Gómez

La ceniza perduró en el tiempo.
Mas no el culpable de hacerla fuego.
Sabiduría y magia chistaba el leño,
Sufriendo, calvario sin grito ni dueño.

Quién lo condenó, hoy se encuentra muerto,
Quién lo escuchó, hoy ha presenciado su monumento.
Quién gritó, hoy grita " nunca más" asesinar sabios del Cielo,
Quién lo defendió, estará siempre vecino aquél que jamás ha muerto.

El aceite de aquella ofensa al Padre aún está fresco,
Cuatrocientos años después en Campo de Fiori,
A pocos metros tantos incautos dispersos,
Reos de su conducta; su complejo:
Estar en un mundo avanzado, mas no para sus aquellos vivos conceptos.

Han incinerado el templo del filósofo,
Él, ha vomitado frente a su falso Dios: poder y dinero.
Estos permanecen hasta hoy, como en aquel oscuro tiempo.
Al igual que la enseñanza del maestro, ¡Vive!, ¡Vive!, dentro nuestro.

Corrompieron el alma de todos, menos de aquellos.
Discípulos del enviado del Cielo,
Que se encuentran nuevamente, 418 años después, luchando con y en honor a su gran maestro.

Giordano Bruno, está dentro nuestro.
Giordano Bruno, está al lado nuestro.
Giordano Bruno, enséñanos tu convicción.
Giordano Bruno, en ocho siglos comprenderemos totalmente,
Aquello por lo cual has venido a hacer de tu cuerpo fuego.

9 de Agosto de 2018