cabezal
logo introduccion 2
Pin It
sonsan2DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 15 DE ENERO DE 2017:

LA EMOCIÓN Y LA ALEGRÍA PREVALECEN SOBRE LA TRISTEZA, EL SUFRIMIENTO, LA DESILUSIÓN Y LA AMARGURA QUE SIEMPRE CANSAN A MI ESPÍRITU QUE VIVE EN MISIÓN EN ESTE PLANETA, EN EL QUE MIS HERMANOS DEL MUNDO SE VEN OPRIMIDOS POR LA MATERIA.
PERO HOY VENCEN LA EMOCIÓN Y LA ALEGRÍA CONQUISTANDO MI CORAZÓN, PORQUE CUANDO LOS JÓVENES A LOS QUE HE ADOPTADO COMO MIS HIJOS EXPRESAN, CON AMOR Y BELLEZA SOLARES, LA VERDAD, MI ESPÍRITU SE SANA DE LAS HERIDAS PROVOCADAS POR LA MISERIA HUMANA.

LO HE DICHO Y LO REPITO: YO DISMINUYO Y ELLOS CRECEN. ELLOS, LOS JÓVENES QUE YA HAN VENCIDO AL MUNDO DE LA MATERIA Y A MAMMÓN, LLEVANDO A UN NIVEL SUPERIOR EL AMOR DEL ESPÍRITU CRÍSTICO DE LA CONVIVENCIA.
GRACIAS SONIA DE MARCO Y MAURICE, CON INFINITO AMOR PATERNAL VUESTRO
G.B.

P. D. Y... TODOS VOSOTROS, LEED, MEDITAD Y DEDUCID.


EL REY Y EL PASTOR
Por Sonia De Marco

“Jesús dice: Un discípulo no está por encima del maestro, ni un siervo por encima de su señor. Le basta al discípulo llegar a ser como su maestro, y al siervo como su señor” (Mateo 10, 24).

“-¿Por qué un viejo rey conversa con un pastor? -preguntó el muchacho, avergonzado y admiradísimo.

-Existen varias razones. Pero la más importante es que tú has sido capaz de cumplir tu Leyenda Personal.

El muchacho no sabía ni siquiera lo que era la Leyenda Personal.

-Es aquello que siempre deseaste hacer. Todas las personas, al comienzo de su juventud, saben cuál es su Leyenda Personal. En ese momento de la juventud todo es claro, todo es posible, y los hombres no tienen miedo de soñar y desear todo aquello que les gustaría hacer en sus vidas. No obstante, a medida que el tiempo va pasando, una misteriosa fuerza trata de convencerlas de que es imposible realizar la Leyenda Personal. Son fuerzas que parecen malas, pero en verdad te están enseñando cómo realizar tu Leyenda Personal. Están preparando tu espíritu y tu voluntad, porque existe una gran verdad en este planeta; seas quien seas o hagas lo que hagas, cuando deseas con firmeza alguna cosa, es porque este deseo nació en el alma del Universo. Es tu misión en la Tierra.

-¿Aunque sólo sea viajar?

-O buscar un tesoro, El Alma del Mundo es alimentada por la felicidad de las personas. O por la infelicidad, la envidia, los celos. Cumplir su leyenda personal es la única obligación de los hombres. Todo es una sola cosa. Y cuando quieres alguna cosa, todo el Universo conspira para que realices tu deseo.

-¿Por qué hablas de todo esto conmigo?

-Porque tú intentas vivir tu Leyenda Personal. Y estás a punto de desistir de ella.

-¿Y tú apareces siempre en momentos como éste?

-No siempre de esta forma, pero jamás dejé de aparecer. A veces aparezco bajo la forma de una buena salida, de una buena idea. Otras veces, en un momento crucial, hago que todo se vuelva más fácil. Y cosas así. Pero la mayor parte de la gente no se da cuenta. Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo.

Existe un lenguaje que va más allá de las palabras.

-Si aprendo a descifrar este lenguaje sin palabras, aprenderé a descifrar el mundo.

-Todo es una sola cosa”.

En los valles de mi Ser resuenan algunos pasajes tomados de un libro de un conocido escritor brasileño... brotan y repican estas palabras en los afluentes de mi comprensión, para enriquecer el río de mi conocimiento.

Repaso las palabras “Leyenda Personal” y las convierto en: “Búsqueda de la Verdad y evolución”.

“No conocimiento que causa sufrimiento” toma el lugar de “fuerzas negativas”.

Y repasando con los ojos interiores este río que corre en el valle de mi Ser, y en el cual fluyen mis experiencias de vida, puedo ver mucho sufrimiento. Un sufrimiento que a lo largo de toda mi vida habría querido evitar y que, aparentemente, ha interrumpido y obstaculizado mi camino... Pero al verlo con otros ojos hoy en día, en este sufrimiento veo un aliado, un compañero de viaje que me ha abierto paso, volviéndome sedienta de Verdad.

Llevada por la voluntad y la fe, mi deseo de conocimiento nació del Alma del Cosmos y comenzó a conspirar para que pudiera llegar hasta el mar infinito de la Verdad y de la Vida.

Y en este valle mío caminan tres testigos que enriquecen constantemente y sin fin de Sabiduría mis aguas, aquellas en las que me sumerjo...

26 de Diciembre, en Monte Urano (Fermo – Italia). El estigmatizado Giorgio Bongiovanni, el investigador y documentalista Pier Giorgio Caria y el historiador Flavio Ciucani fueron los oradores de la Conferencia titulada: “Justicia y Verdad en el Evangelio de Cristo”. La misma se puede ver en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=i-aE_OoUJpg

Flavio y Pier Giorgio ilustraron a los presentes y a las personas que seguían el evento a través de streaming los pasajes del Evangelio, aclarando cómo Jesús Cristo hace dos mil años explicó las leyes que rigen la Creación a la humanidad y cómo el no-conocimiento y la no-observación de estas leyes hoy en día son la causa de nuestra miseria espiritual.

“Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había señalado. Cuando le vieron, le adoraron; más algunos dudaron. Cuando le vieron, le adoraron; más algunos dudaron. Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a observar todo lo que os he mandado”.

Entonces la pregunta que surge es la siguiente: ¿Qué es lo que nos ha mandado nuestro Señor?

Pier Giorgio explicó: “El Evangelio no es simplemente un texto religioso que tiene que ver con una instrucción de fe católica, o un libro que cuenta la vida de Jesús, sino que es un verdadero manual en el que Jesús Cristo le explica al hombre cuál es la clave de las leyes que rigen la Creación para que al poderlas conocer y aplicar pudiéramos alcanzar primero que nada la felicidad y salvarnos en el espíritu para acceder al Nuevo Reino... - luego siguió diciendo – la fe es más que nada un momento de confianza del que tenemos que partir para conocer las leyes de la Creación y emanciparnos comprendiendo la profundidad y la extraordinaria importancia del Evangelio... No siempre es fácil leer el Evangelio porque desde niños nos hemos acostumbrado a una asfíctica, incomprensible y de hecho no se entiende cuál es el uso que puede tener en nuestra vida cotidiana. Y mucho menos a causa de esta percepción de la enseñanza religiosa, nosotros, como ciudadanos individuales, o estudiosos de nuestra religión, estudiamos el Evangelio, no lo leemos... Por lo tanto os quiero mostrar y recorrer junto a ustedes algunas de estas explicaciones que Cristo dio en las escrituras”.

A través de algunas predicciones y parábolas llegamos al tema central, a las columnas portantes de las enseñanzas del Hijo del Hombre: La Justicia y la Verdad. Verdad que tiene que ser revelada a la humanidad para que pueda haber un equilibrio.

“En general concebimos a la justicia como el castigo a una persona sometida a un juicio. Eso no es exacto. La justicia es equilibrio. La intervención de la justicia no apunta a sancionar, como nosotros lo percibimos, pero es un concepto que restablece el equilibrio allí donde ha desaparecido. En el Evangelio no sólo se habla de justicia, de equilibrio castigador, o de premio que Dios asigna a los hombres... sino que se habla de justicia que existe al margen del hombre, que regula el funcionamiento de la Creación... Es una ley perfecta que determina los hechos de nuestra vida, más allá de nuestra voluntad. Esta última se encuentra sometida a la voluntad más grande que invade a la Creación, es una ley a la que no se la puede engañar porque es la misma fuerza que nos ha formado, ya que somos entidades espirituales pero también humanas. Por lo tanto nosotros somos la expresión de la ley y si nosotros somos una expresión de la ley es porque somos criaturas que hemos nacido de la voluntad creadora de Aquel que es el artífice supremo de la ley, es decir Dios, no podemos escapar ni siquiera de nosotros mismos”.

Posteriormente explicó cómo la Creación es una entidad inteligente y sensible que lee el tenor ético de nuestras acciones, logrando que hechos iguales y opuestos a los que hemos hecho formen parte de nuestra vida. O bien que nos harán lo mismo que le hemos hecho a otros y no podremos escapar de ello. Los orientales lo llaman Karma, una palabra sánscrita que significa “acción”.

“Por eso, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, así también haced vosotros con ellos, porque esta es la ley y los profetas” (Mateo 7, 12).

“Si alguno tiene oído, que oiga. Si alguno es destinado a la cautividad, a la cautividad va; si alguno ha de morir a espada, a espada ha de morir. Aquí está la perseverancia y la fe de los santos” (Apocalípsis de Juan 13, 9-10).

Por lo tanto “Ama a tu prójimo como a ti mismo” es la enunciación máxima del equilibrio. Justicia entendida como equilibrio y no como castigo y que se explica a través de la reencarnación (la misma también ha sido explicada en el Evangelio). A nosotros se nos suministran el debe y el haber de la justicia universal a lo largo de las diferentes encarnaciones por las que pasamos. Si nacimos ricos renaceremos pobres, si hemos sido opresores en la próxima vida seremos oprimidos y perseguidos, etc., etc. es decir que experimentaremos el mal y el bien porque el objetivo de la vida es el conocimiento, la evolución para acercarnos a Dios.

Al final de las ponencias de Flavio y de Pier Giorgio llegó el turno de Giorgio quien nos deseó a todos una Feliz Navidad y luego sintetizó, para aquellos que lo veían por primera vez, cuál es el corazón de su mensaje, de la señal que lleva al mundo:

“Yo lo he visto a Jesús y me ha dicho que pronto regresará a la Tierra y juzgará al mundo. Separará el Mal del Bien e instaurará el Reino de Dios en la Tierra. Yo soy optimista pero este Reino de Dios que inundará de Bien y de Amor a toda la Tierra tendrá un precio muy alto que tendremos que pagar y habrá una gran selección. Esta selección estará determinada por catástrofes naturales y guerras, al final de todo este proceso reinará la paz y la civilización humana se encontrará con civilizaciones extraterrestres... En el marco de este mensaje existe una doctrina, o cultura filosófica-espiritual, podemos decir, de enseñanzas que he recibido a través de cientos de mensajes que he escrito durante estos 27 años que abarcan el camino espiritual que nosotros, o cada uno de nosotros quiere emprender y seguir. Por lo tanto son enseñanzas sobre la reencarnación, enseñanzas sobre el Cosmos, el Universo, otras civilizaciones, sobre las interpretaciones teológicas de la Biblia, sobre las profecías, la alimentación, la ética del Espíritu, el activismo político-social que tenemos que poner en práctica en nuestra sociedad. Nosotros creemos en la meditación y en la oración pero no nos gusta estar sentados con los brazos cruzados durante todo el día: somos activistas a nivel social, no somos activistas políticos, nosotros apoyamos a los Justos. Si son doctores los apoyamos en la medicina, si son magistrados lo hacemos en la magistratura, si son políticos en la política, si son misioneros nosotros también nos transformamos en lo mismo, si son deportistas nos convertimos en atletas; lo importante es que estos personajes a los que definimos “los Justos” hagan el bien, ayuden al prójimo, estén del lado de los débiles, que luchen por la Justicia en el mundo, en contra de la opresión, en contra de la guerra, de las armas nucleares, de la radiactividad, a favor de nuestra Constitución en el momento que nos la quieren destruir, o abolir; denunciamos la corrupción, estamos en contra de la Mafia: este es nuestro accionar, es decir, esta es nuestra forma de ser cristianos. Mientras que todos los días hacemos esto y tratamos de hacerlo creemos además en la oración, en la eucaristía, en las señales del Cielo, en la vida extraterrestre, en las profecías, y esperamos con todo nuestro ser y nuestro amor la llegada de Cristo, mientras estamos en este estado de espera, nos dedicamos a todo lo que os mencioné anteriormente. Esto es todo. Ahora os escucho a vosotros”.

Luego de un caluroso aplauso comenzaron las preguntas del público:

P: Vi en youtube un video sobre Maria Sima, una señora anciana a la que las almas del Purgatorio le revelan cosas y me pareció bastante sincera, pero como en uno de estos videos dijo que los OVNIs son una emanación de Satanás yo no creo en eso, entonces ¿puede ser que las almas del Purgatorio mientan?

Pier Giorgio: “Siempre he dicho y repito que no existe la religión, sino la ciencia del Espíritu. Por lo tanto el mundo de las almas desencarnadas es un mundo 'humano'. Un mundo en el que hay personas sabias, pero también hay delincuentes, criminales, mentirosos. No es que porque uno ya no tiene el cuerpo se convierte en un santo, o en un sabio. Si acá era un tonto, allá también lo será. Hasta Einstein lo dijo: 'la muerte no es la cura para la estupidez'. Por lo tanto si esta señora, creo y espero que lo que hace sea con buena fe, recibe una comunicación del mundo invisible que evidentemente es absurda y que no se basa en ningún documento científico, o es fruto de una investigación, evidentemente esa alma es un mentirosa, o es un demonio. Por consiguiente las comunicaciones con el más allá son muy peligrosas porque no pueden ser confirmadas, porque uno no sabe con quién está hablando. Si aparece alguien y te dice: 'Soy tu padre' ¿cómo podemos saberlo? ¿cuál es la prueba? Tu podrías decir 'pero conoce cosas de mi vida que solo yo conozco'. Pero en el más allá los secretos no existen, por lo tanto hay que tener cuidado. El mundo de la medianidad no es un mundo en el que puedes buscar confirmaciones. Lo puedes hacer en el mundo de la comunicación cósmica y divina. Pero allí también hay que tener cuidado, Cristo lo dijo 'por sus frutos los conoceréis', es decir que en todos los ámbitos en los que buscamos la verdad tenemos que hacer una sana investigación objetiva que pueda ser confirmada a través de pruebas”.

Giorgio: “Yo conocí a los Seres extraterrestres, personalmente. Son personas que sienten mucho amor por nosotros, son algunos miles de millones de años más evolucionados que nosotros porque nacieron antes que nosotros, su vida celular se formó aproximadamente hace 15.000 millones de años. Y lo que más les duele es nuestra bestialidad racional. A ellos no les sorprende nuestro instinto bestial, agresivo y de supervivencia, algo que es común a todas las especies vivientes del Universo, obviamente en nuestra Tierra, en la fauna, en la flora (sobre todo en la fauna). Al  instinto de preservación de la vida lo toleran y eventualmente ayudan a las civilizaciones a corregirlo. En cambio lo que a ellos les da mucha pena, sorpresa y dolor, es nuestra racionalidad bestial. Nosotros gozamos, tenemos orgasmos, disfrutamos al hacernos mal a nosotros y a las especies inferiores a la nuestra y sentimos placer. Matamos por el placer de hacerlo. Nosotros organizamos, planificamos cómo es mejor matarnos unos a otros, con la motivación que nos engaña a nosotros y a los demás que es la de dominar, de oprimir, de conquistar. En realidad esa organización, ese proyecto de conquistar, de dominar, de oprimir, es una coartada que oculta lo que los hombre estamos proyectando realmente: sentir placer, tener orgasmos, como cuando se tiene una relación sexual que crea la vida, nosotros tenemos orgasmos al matar a nuestros pares. Esto es lo que a las civilizaciones les provoca dolor, que los desconcierta y que les hace sentir una pena infinita por nosotros, porque les da un diagnóstico preciso e indiscutible de que somos una especie viviente muy enferma en las sinápsis y en las neuronas del cerebro. Tenemos una enfermedad muy grave, que está en fase de curación, por parte de estas fuerzas interplanetarias. La cura es el amor, la comprensión, el conocimiento de la vida. Pero si no logramos sanar con el libre albedrío, con los indicios que recibimos, con los medicamentos, etc., ellos se verán obligados a eliminarnos. Si para la señora que recibe mensajes esto es satánico, que así sea. Pero es la verdad. Porque nosotros somos una especie que está invadiendo, como un cáncer, e sistema solar y el universo. Si no nos detenemos ellos nos destruirán, por completo. Se llevan a los sanos y del resto no quedará ni siquiera memoria. Porque no es posible... comprendo que hay gente en la sala que me puede decir: 'esto es una amenaza', si, lo es, podéis llamarla como más os guste, pero es algo inconcebible en el Universo, en la Creación de Dios, que civilizaciones (en este caso la del hombre) sienta placer, orgasmo al matar a su hermano. Es algo que está prohibido. No se puede hacer. Entonces nos han enviado a San José, a la Madre Teresa, a Jesús Cristo, al Padre Pio, a San Francisco, al Mahatma Gandhi, a Martin Luther King, etc, etc, y si seguimos sin cambiar procederán con la destrucción de la civilización. ¿He sido claro? Esto ya ocurrió con el Diluvio Universal. Volverá a ocurrir. Y os lo digo en nombre de Dios, no en mi nombre. Volverá a ocurrir ¿por qué jamás hablamos de estos problemas en televisión? ¿por qué nunca se habla?... ¿Para qué sirve este edificio que me horroriza llamado ONU, para qué sirve? Organización de las Naciones Unidas, que preserva los derechos humanos. Pero ¿dónde están los derechos preservados? Pero ¿acaso nadie ve en qué condiciones está África? Este edificio en el que hay 5 Naciones de las 190 existentes que toman las decisiones. Los Estados Unidos, Rusia, Francia, China e Inglaterra. Y todo el resto somos unos estúpidos, hacemos lo que ellos quieren. Lo que os estoy diciendo es la voz de los extraterrestres. Tened cuidado terrestres, estáis caminando por el filo de la navaja, cuando nuestro Señor, que se llama Cristo, nos dará la orden de que nos llevemos a la buena gente... por lo tanto puedes estar tranquilo, amigo, porque te llevarán, porque eres una buena persona, y a todo el resto lo destruirán porque somos una enfermedad que invade el Universo.

Pero te doy un ejemplo, tenemos que hablar de lógica, se que hace daño, pero tenemos que ser honestos. Imaginemos que hoy estamos en el año 4500, dentro de 2500 años, quiere decir que habrá habido un avance impresionante ¿no es así? Pero nosotros aún no nos hemos curado de la enfermedad de hacer daño y sentir placer y podemos viajar por el Universo ¿acaso no estaríamos poniendo en peligro a otras civilizaciones? ¿Acaso no descenderemos con nuestras astronaves y al ver a cuatro mujeres hermosas, de color que nos gusten diremos: 'Si, hermoso, matémoslas a todas'? Esto somos nosotros. Es lo que somos, si no lo admitimos somos unos cobardes. Por lo tanto la Ley del Universo nos dice 'tenéis que cambiar, tenéis que cambiar'. Si nosotros no queremos cambiar la Lay del Universo nos cambiará. Si me llegáis a demostrar lo contrario estoy dispuesto al debate. Por lo tanto mis hermanos extraterrestres son ángeles, bienaventurados aquellos que tengan un encuentro con ellos”.

P: Buenas tardes, con respecto a estas temáticas que estamos planteando, es decir, con respecto a esta destrucción y a esta nueva Venida de un Cristo, lo que me preguntaba es ¿cuántos en relación al nivel evolutivo en el que nos encontramos hoy, en nuestro Planeta, cuántos comparten este mensaje de que habrá una nueva Venida de Cristo?

Giorgio: “Alrededor de 10 millones de personas”.

P: Y ¿cuál puede ser nuestro papel en términos muy concretos, es decir, cuando ocurra lo que tiene que ocurrir? Porque pensar que hay alguien que está por llegar podría quitarnos la responsabilidad de ponernos activamente al servicio y de convencer a aquellos que aún no ven todo esto. Me pregunto ¿de qué forma podemos transmitir esta conciencia aceptando la idea de que tal vez llegue alguien que nos iluminará?

Giorgio: “Con el instinto de preservación de la vida. Si usted, a partir de hoy, o tal vez ya lo es, como creo por la forma en la que habla, se convierte en una activista para mejorar nuestra sociedad y por lo tanto para evitar que en Aleppo sigan bombardeando, para luchar en contra de la bomba atómica, etc, usted pasará a formar parte de la lista de mis hermanos extraterrestres como una persona digna de sobrevivir y que podrá construir una nueva civilización. Si se queda en su casa, sentada, esperando la salvación de los extraterrestres serán ellos mismos los que dirán: 'esta persona no nos sirve para nada'. ¿Es clara la respuesta?”

P: Si, además es de gran consuelo.

Giorgio: “Entonces, a partir de mañana por la mañana, quienes tomen conciencia de que hay seres que nos ayudarán, lo que tenemos que saber es que la condición para que lo hagan es que tenemos que dejar todo y dedicarnos al prójimo. Si lo hacemos ellos nos ayudarán. En cambio quienes se queden sentados esperando de brazos cruzados no serán salvados”.

P: Quería saber ¿qué relación existe entre la fe y las obras? Usted dice que Cristo juzgará por las obras pero si así fuera no se salvaría nadie. Porque nadie es perfecto.

Giorgio: “Si, juzga por las obras y nadie es perfecto, lo dijimos antes, porque somos hombres y el mismo Dios, Cristo, se hizo hombre y fingió (según mi opinión) que no era perfecto, pero era solo para darnos una enseñanza. Pero Él mismo fue imperfecto y nos dijo que si hacemos obras, por más imperfectos que seamos, seremos dignos del Reino de Dios. La fe es un don, quienes tienen fe tienen el instinto de hacer obras”.

Y así, al final del evento, salí del agua, apuntando los ojos al mar al que aspiro llegar. Llena de los profundos conceptos espirituales que acabo de escuchar.

Y al contemplar ese horizonte recuerdo la fuerza de las palabras de un Hombre justo que encendió mi corazón. Un justo que fue enviado, como nos explicó Giorgio, a este mundo para sacudirnos y para que cambiemos:

“Ahora es el momento de salir del oscuro y desolado valle de la segregación hacia el camino soleado de la justicia racial. Ahora es el momento de hacer de la justicia una realidad para todos los hijos de Dios... No, no; no estamos satisfechos y no quedaremos satisfechos hasta que 'la justicia ruede como el agua y la rectitud como una poderosa corriente'.” Martin Luther King.

Con amor y con el alma que arde por la Verdad y la Justicia.

Sonia De Marco
15 de Enero de 2017