cabezal
logo introduccion 2
Pin It

aguila1 100x100

ESPECIAL: SECRETO DE FATIMA

La mañana del 13 de Mayo de 2000, el Papa le encomienda al Secretario de Estado, Cardenal Sodano, anticipar una síntesis del contenido del “Tercer Secreto de Fátima” que debería ser revelado íntegramente en la próxima semana por el Cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la congregación de la doctrina de la fe, ex Santo Oficio. “El Tercer secreto de Fátima“, anuncia Sodano, “constituye una visión profética comparable a aquella de las Sagradas Escrituras, la visión concierne sobre todo a la lucha de los sistemas ateos contra la Iglesia y los Cristianos y describe el enorme sufrimiento de los testigos de la fe del último siglo del segundo milenio. Es un interminable Vía Crucis guiado por los Papas del s. XX”, y continúa explicando que el famoso secreto contiene la previsión del atentado al Papa, la conversión de Rusia y el relato de la visión de Jacinta.

aguila1 100x100
DEL CIELO A LA TIERRA


HE ESCRITO EL DIA 16 DE MAYO DE 2000:

FATIMA, EL PAPA Y EL TERCER SECRETO

En espera de la revelación oficial del Tercer Secreto de Fátima, me permito expresar mi opinión al respecto. Comparto la opinión del más grande experto en apariciones marianas en el mundo, Padre René Laurentin, quien afirmara que en el Secreto se habla de otras situaciones importantes, dramáticas, pero además cargadas de esperanza, que no han sido aún anunciadas. Más allá de la habitual campaña manejada por los medios masivos que puntualmente han distorsionado la realidad de los hechos (no si en realidad están señalando la parte central del mensaje); es verdaderamente cierto que la profecía de Fátima contiene la revelación de temas que se refieren no sólo al pasado sino también al futuro.
Esperando que el mensaje sea revelado íntegramente, confirmo cuanto hasta este momento hemos difundido a otras miles de personas en el mundo desde 1989 y hoy y como lo han hecho antes que nosotros en los años ´60 , ´70 otras personas; contactados como Eugenio Siragusa, grupos espirituales como los hijos espirituales del Padre Pío de Pietralcina, L´Araldo de San Antonio, Obispos y Monseñores que han estudiado el caso de Fátima de cerca. Confirmo también que en el interior del Secreto hay una parte donde la Virgen anuncia el contacto entre los hombres y los seres del Cosmos. Espero verdaderamente de corazón que haga conocer la versión casi íntegra, difundida por primera vez en 1963 por el diario de Stoccarda “Neues Europa” como consecuencia de una indiscreción diplomática, no sea censurada alguna parte. No sería para sorprenderse si esto sucediese. De hecho, al fin de los tiempos de la inquisición, demasiado a menudo la Iglesia, cuando le ha convenido, tomó la iniciativa de cortar, reducir o censurar determinadas revelaciones “para ayudar a las almas”. Hoy no me maravillaría en absoluto que sucediese lo mismo.
En cambio, seríamos gratamente sorprendidos, y sería un gran honor al mérito, si la revelación fuera difundida íntegramente.
Compartimos de todas maneras con el Papa el hecho que no se habla del fin del mundo, pero -sin dudas- de graves advenimientos que habrían de producir grandes sufrimientos, aunque también nuevos cambios para un reino de paz y fraternidad.
Nos reservaremos de hacer en las próximas semanas un comentario profundo sobre la revelación de Fátima, volviendo a publicar la investigación que atendiera y difundiera personalmente en 1996 a través de las revistas “Nonsiamosoli” y “Tercer Milenio”: El dossier, de título “Fátima, antiguas y nuevas revelaciones”, citaba los testimonios del Papa, de varios Monseñores, de investigadores y videntes, que han determinado en diversas ocasiones testimonios del contenido de este delicado secreto. Lo difundiremos, precisamente, para ponerlo a conocimiento de la prensa y para buscar hacer luz sobre esta verdad tan comprometedor para el Vaticano pero también para toda la humanidad.
Esto que he escrito es fruto de una investigación rigurosa que realizo desde hace diez años, y sobretodo de una certeza de fe que he adquirido gracias a la experiencia mística que vivo desde 1989 y que se inició en Fátima delante de la visión de la Celeste Señora.
Por esto siento que también yo soy uno de los testimonios vivientes del mensaje de Fátima.

Giorgio Bongiovanni
Estigmatizado

 

DEL CIELO A LA TIERRA

26 DE JUNIO 2000. CIUDAD DEL VATICANO

Conferencia de prensa del Cardenal Ratzinger, prefecto de la Congregación para la doctrina de la Fe (ex Santo Oficio, es decir, la vieja Santa Inquisición).
“Revelado el 3º Secreto de Fátima”, ausentes sor Lucía, la Vidente depositaria del mensaje, y el Papa Juan Pablo II.
El mensaje de la Señora, manipulado, interpretado y juzgado por la Santa Inquisición.
A nuestro juicio no existen dudas sobre la visión de Sor Lucía (ver texto original adjunto), con el ángel del Apocalipsis, el obispo vestido de blanco que atraviesa una ciudad de sangre llena de muertos, la montaña, la cruz, etc., etc..
Una duda atroz, más bien una certeza absoluta: falta una parte del 3º Secreto, aquella clara, sin símbolos y más comprometida, voluntariamente censurada por el Vaticano, y subrayada por el Vaticano; porque la ausencia tanto de Sor Lucía como del Papa en la conferencia en Mundovisión es el signo tangible de que el poder de la Iglesia Católica Apostólica Romana está en las manos de potentísimos jerarcas políticos vaticanos que condicionan fuertemente el poder espiritual de la Iglesia, manejan al Papa y a sus discípulos.
La Santa Inquisición ha vencido otra vez, en una batalla que ha durado 40 años. Desde 1960 más de un millar de fieles esperan la confirmación de un mensaje ya divulgado diplomáticamente por un Papa, y de tantos, tantísimos, testimonios de Fátima.
La Santa Inquisición barrió así el trabajo de cardenales (Ottaviani, Oddi, etc., etc.), de obispos y de Papas (no es casual que en los años ´60, Pablo VI declarara: “El humo de Satanás ha entrado en el templo de Dios”).
La Santa Inquisición le revela al mundo lo que le conviene revelar para acrecentar el poder temporal de la Iglesia y disminuir su poder espiritual.
En este punto surge la pregunta: ¿por qué la Virgen le pidió a Lucía que difundiera el secreto después de 1960?.
¿Por qué Lucía pidió insistentemente a varios Papas de este siglo la consagración de Rusia, con la asistencia de todos los obispos del mundo?.
¿Por qué en las dos partes ya precedentemente reveladas del mensaje, el lenguaje de la Virgen es tanto simbólico (visión del infierno), como concreto (fin de la primera guerra mundial; inicio de la segunda si no se produce la conversión, y como después ocurriera: la muerte de los dos pastorcitos, la permanencia de Lucía sobre la tierra, etc....)?.
¿Cómo en esta tercera parte del Secreto el Santo Oficio difunde solamente la visión simbólica?. ¿Y la parte concreta?.
¿Solamente Lucía y el Papa pueden responder a estas preguntas?.
Por gracia del Señor, aunque lentamente, la Verdad sale a la luz a través de los simples y humildes servidores de Dios. Nosotros y muchos hermanos como nosotros, a pesar del Santo Oficio, hemos difundido y continuaremos difundiendo también a través de esta comunicación el Tercer Secreto de Fátima (ver adjunto), a fin de que quien busca la Verdad fuera de los cánones formales (del Santo Oficio) pueda tener discernimiento, elegir libremente y decidir dónde está la Verdad.
Es cierto que nuestra tristeza es grande. El desaliento atenaza nuestro corazón y la fe se pone a prueba. Es el sentido de la Justicia universal de Cristo que nos empuja de todas maneras a seguir adelante, y personalmente continuaré ofreciendo el modesto sacrificio que Jesús me ha transmitido por Amor a la Santa Virgen.
Me permito añadir, sin reservas mentales, una crítica al Papa Juan Pablo II, respetando de todas maneras su accionar. Si ha llegado el tiempo de difundir el Secreto de Fátima (del cual, como quiera que sea se ha censurado la parte más importante) ¿por qué no difundir también los misterios del banquero al servicio de Pablo VI y de la finanzas vaticana, Michele Sindona?.
Él, estrechamente ligado a Cosa Nostra siciliana y americana, hizo transitar por la banca vaticana (I.O.R.), con la complicidad del obispo Marcinkus y del Banco Ambrosiano, miles de millones de dólares, muchos de los cuales pertenecían a Cosa Nostra.
¿Por qué no revelar hoy, junto al Secreto de Fátima, las sombras sobre la misteriosa muerte del Papa Luciani (Juan Pablo I), quien quería (¡qué casualidad!) expulsar de la Iglesia a Marcinkus y liberarla de actividades mafiosas que contaminaban el Templo de Dios?.
¿Por qué el Papa Juan Pablo II, en 1981, ha querido, fuertemente querido cerca de él y como guardia de cuerpo hasta la explosión del escándalo, al propio Paul Marcinkus?.
¿La mafia, Paul Marcinkus, Sindona, Calvi, La Febre, La P2, La Masonería, El Opus Dei, Mons. Balaguer, el portavoz Navarro Valls, el cardenal Ratzinger y los obispos asesinos que apoyaron a Hitler, la Iglesia Latino Americana que apoyara todas las dictaduras del siglo, forman parte del Tercer Secreto de Fátima?.
¿De cuál parte del secreto en el secreto, forman parte estos hechos que han acaecido a los ojos de toda la opinión pública y con el sacrificio de inocentes?.
Hoy, el representante del Santo Oficio ha dicho que el Secreto no contiene nada de apocalíptico, etc..
A nuestro juicio no es así; pero incluso si fuese verdad, el mundo ya está lleno de hechos y delitos apocalípticos, y la Iglesia católica -es decir, el poder político del Santo Oficio- desgraciadamente, es parte responsable.
Ciertamente, es necesario reconocer la gran apertura del Papa Juan Pablo II. Pero en el momento más importante él estaba ausente. Le dejó a la Santa Inquisición el poder de juzgar.
El tiempo es el más honrado de los hombres. La Verdad y la última palabra sobre el Secreto de Fátima no han sido todavía pronunciadas.

Quien vivirá verá.
 

Con dilección:

Giorgio Bongiovanni
Estigmatizado